BREVES ANOTACIONES HISTÓRICAS SOBRE LA VILLA DE BABILAFUENTE

(en construcción)

FIESTAS PATRONALES SAN ROQUE 2005

Ir a
 trabajo de Feliciana Blanco (Babilafuente)
sobre historia, arte y fiestas patronales  de la Villa 
Historia - Origen Toponímico - Paisaje - Arte - Servicios - Fiestas Patronales
(Nueva aportación)

 

 

D. Diego de Torres Villarroel, (1.693-1.770). Escritor y Miembro del Claustro de la Universidad de Salamanca, Titular de la Cátedra de Matemáticas, en 1.752 describe a Babilafuente de la siguiente manera:

“Yace en un llano y agradecido terreno, distante cuatro leguas de la gran ciudad de Salamanca, la hermosa villa de Babilafuente. Goza ésta entre otros muchos y distinguidos privilegios, la honrada antelación de ser la Capital de otras siete muy vecinas, que son todas de este territorio apreciables añadidura al Condado de Monte Rey, que hoy está unido a la gran Casa de la Excelentísima Señora Doña María Teresa Álvarez de Toledo, Duquesa de Alba, mi Señora.

Sostiene esta apacible situación hasta doscientas casas fuertes, pero mazorrales y rudas, porque son hechas de un lodo grueso, empleado sobre broncos tapiales de pino, que son todas las escuadras, escodas, y plantillas que manejan en sus fábricas aquellos cerriles arquitectos. Otras hay bien fabricadas de una especie de piedra blanca, dúctil y pulida que se produce en aquellos contornos vecinos; y todas capaces y con sobrantes buques para criar con anchura los labradores sus familias y conocer sin estorbos los duros aperos de la labranza del pan y el vino, únicos frutos que procurar exprimir de sus terrazos.

Son los moradores de esta villa de estatura generalmente mas que mediana, cortesano semblante, buena color, membrudos, fuerte y felizmente sanos; pues los que reducen su vida a una dieta sin melindre, acompañada de las dulces fatigas de sus labores, viven ochenta y noventa años, sin las congojas de las dolencias populares, y sin aquellos daños que se recogen frecuentemente en las concurrencias, los brindis y las libertades de las poblaciones más cultas y civiles.

No sufren ni padecen más enfermedades que las frecuentes, que vienen reatadas a las naturales estaciones........Tercianas en primavera, Erisipelas en estío, Quartanas en otoño y Catarros en invierno. No dejan de verse algunos enfermos habituales, pero estos son muy contados y es muy conocida la causa  de sus remediables dolencias; porque los tales son pocos fabricadores de tejas y ladrillos a quienes su pureza y su necesidad tienen con las carnes cetrinas y las entrañas opiladas;  pues por no conducir a sus Alfares agua pura, que les dan sabrosa y delgada los pozos y fuentes de la Villa, beben el veneno de un sucio charco que se estanca al mismo pie de sus cenagosas oficinas.

Regularmente es sano, fecundo y templado todo el término, pues sus moradores, de tiempo inmemorial hasta hoy, no han padecido los molestos males de las achacosas epidemias, ni han experimentado los trabajos rigurosos de las carestías, ni los horribles insultos de los temporales. Sólo el día 28 de julio de 1.747 fue asaltada, sin ejemplar, la situación toda de un granizo gordo, duro y espeso, que dejó enterrada las viñas en la perniciosa piedra más de una vara de profundidad y arrebató hasta el río Tormes, distante casi una legua de la Villa, todas las parvas y trojes de trigo y cebada que tenían en las eras. La desolación de estos frutos hizo padecer a los pobres vecinos aquel año, y parte del siguiente, una hambre feroz, la que aplacaban, ya con potaje de algarrobas, ya con un poco de pan de cebada, ya con algunas carnes enfermas y flacas y ya con algunas yerbas desabridas; de que se siguió que engendraron en sus cuerpos tristes humores y zumos podridos, con lo que se vino indispensablemente la peste; pero gracias a Dios, sin más medicinas ni doctores que la benignidad y la abundancia del año  próximo, se apagó este pestilencial incendio en la salud; y la tierra recobró su fecundidad y hermosura.

El ingenio de esas gentes es dócil y proporcionado para mayores afanes que los que ocasiona la aldea y la labranza; y esta verdad y disposición lo acreditan muchos sujetos que han salido de esta breve población a otras más anchas de trato, comercio y negocio con otros hombres y destinos.

La primera crianza es dichosa, porque los niños todos tienen pagados los maestros de primeras letras, Doctrina cristiana y Gramática latina, y en estas disciplinas felices son enseñados  y con ventura. El trato de los mozos y viejos es regularmente humilde, inocente y adornado de una general política, la que importa y conviene para ser agradables y bien quistos.

Todo llano a excepción de las viñas y un monte pequeño, pero florido hermosamente, y distante un cuarto de legua de la Villa, que así es como otras yacen en sus laderas, no muy agrias, pero desabridas para los que tienen que penetrarlas a pie. Los valles, prados y monte está todo poblado de muchas y varias yerbas útiles al uso de la medicina. Son las cosechas de trigo, que recogen todos los años estos vecinos, más que regulares; especialmente cuando las estaciones de primavera y otoño son secas; de que inferimos inclinarse a húmedo y fresco el temperamento de esta situación. El trigo es el más gordo y sazonado que se cría en los altos y los hondos de las dos Castillas. Las uvas no son de las más agradables al gusto, ni las más abultadas; pero darían, sin duda, un vino generoso si los cosecheros se encontrasen con otra disposición, limpieza y magisterio que el que hasta hoy han practicado".

 

D. Pascual Madoz (1.806-1.870). Político y abogado, en su Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España, inscribe la referencia siguiente sobre la villa de Babilafuente:

“BAVILAFUENTE.

V. con  Ayunt. En la prov. Adm. De renta y dióc. De Salamanca (3 y ½ leguas) part. Jud. de Peñaranda de Bracamonte, Aud. Terr y c.g. de Valladolid. Sit. En un llano hermosísimo al E. de Salamanca con clima sano; tiene 223 casas incluso la del Ayunt., cárcel, escuela de niños (16) dotada con 1.300 reales; otra de niñas (40), consignación convencional; Igl. Parr. De 2º ascenso servida por un ecónomo enclaustrado, otro sacerdote y dos acólitos; a las afueras hubo algunas ermitas que desaparecieron con la invasión francesa y existe una fuente de agua exquisita y otra mineral llamada “fuente del caño” en un montecillo perteneciente al Duque de Alba; se aplica con buen éxito para las operaciones del mal de piedra, obstrucciones y dolores de estómago; hasta ahora es muy poco conocida y solo de la parte de Medina del Campo concurren en la estación de verano a tomar sus aguas unas doscientas personas. El Tér. Confina N. con Pitiegua; E., Villoria; S., Encinas de Abajo y O., San Morales; el terreno es de buena calidad y en el existe un monte bien poblado propio del Duque de Alba y otro sin poblar perteneciente a la villa; las labores se hacen con ganado vacuno; los caminos son de pueblo a pueblo y la correspondencia la trae de Peñaranda los martes, jueves y sábados un hombre pagado por particulares; PROD.: trigo, centeno, cebada, garbanzos, garrobas y maíz, todo de excelente calidad y vino de mediana clase; hay cría de ganados lanar y vacuo y caza de perdices y liebre; POBL. 866 hab. Dedicados a la agricultura y ganadería; existen 4 fábricas de teja, ladrillo y valdosas (sic) y algunas tiendecillas de abacería; CAP. TERR.PROD 1.412.450 rs. (reales); valores de los puestos públicos 8.764 rs. En esta villa que fue capital de las 7 inmediatas llamadas Villoria, Villoruela, Cordovilla, Moríñigo, Sanmorales y Aldearrubia, nombraba el Duque de Alba un corregidor, con jurisd. En todas ellas, cuyo privilegio disfrutó hasta la invasión francesa".

BABILAFUENTE

  Babilafuente, municipio situado en la parte nororiental de la provincia de Salamanca. Dista 23 Kilómetros de la capital. Tiene fácil acceso desde la Nacional 501, desviándose en el pueblo de Encinas de Abajo hacia la carretera SA810,de Encinas-Cantalapiedra. Se encuentra a 800 metros sobre el nivel del mar y cuenta con una extensión municipal de 22,55kilómetros cuadrados. Forma parte de la Macro comarca “Campo de Peñaranda” que por su paisaje agrario, así como por su estructura agraria y otros aspectos geográficos, es un municipio representativo de dicho espacio. Es uno de los municipios que integran la llamada Zona de las Villas.

Subir

PASADO HISTÓRICO 

Hasta principios del siglo XIII no tenemos constancia real de la existencia de esta Comunidad. Nos la da un documento procedente de los Archivos Catedralicios de Salamanca según el cual una tal Sancha Gómez, el 3 de mayo de 1215, vende a Don Juan, deán de Salamanca y al Cabildo la heredad de “Vaguilafointe”, con bueyes, panes, sembrados, pastos, viñas y otras pertenencias; reinando Alfonso (IX de León) y reinante en Salamanca su hermano Sancho Fernández.

Otro documento fechado en 1223 integra a esta “Villa” en el Cuarto de Valdevilloria. Esta condición de Villa, parece ser una distinción del rey al titular del Señorío. Hoy día se mantiene este titulo como meramente honorífico sin ningún genero de privilegios.

Avanzando en la historia de Babilafuente, se puede decir que la villa fue vendida a don Rodrigo Maldonado, señor de Babilafuente y Avedillo, pasando posteriormente a su descendiente don Pedro Maldonado. Tras el proceso comunero, en 1523 Carlos V vendió el territorio a don Alonso de Acevedo y Zúñiga quedando vinculado a la Casa Ducal de Alba 

De otros acontecimientos históricos, como es el de La Guerra de la Independencia, Don Benito Pérez Galdós ya hace la honra de insertar a la Villa en su novelado relato de la epopeya nacional.

En la retirada francesa, el 21 de Junio de 1812, con el general Marmont a la cabeza, los franceses pusieron fuego en Babilafuente y pueblos vecinos, causando graves estragos y quemando las cosechas.

Subir

ORIGEN DEL NOMBRE

Hipótesis que se pueden calificar de pura fantasía le dan una primitiva denominación de “Fuente de Favila”, relacionando a este antiquísimo rey astur con nuestras fuentes de aguas salutíferas. También se apunta una posible derivación de “Vaguada de la Fuente”.

Fuera de la fantasía nos encontramos con la primera realidad del nombre escrito como VAGUILAFOINTE en el documento de1215. En otros de la misma procedencia se da con ligeras variantes: en uno de 1216 Baguilafuont, en otros de 1229 y 1224 Baguila Fonte; y en otro de 1281 Baguila Fuente. En dos documentos de 1494 y 1496 ya aparece como BABILAFUENTE. 

Los estudiosos de semántica no dudan en dar al primer nombre atribución puramente goda; e incluso le hacen hermano gemelo del AGUILAFUENTE de la provincia de Segovia.

Don Pascual Madoz en su “Diccionario Geográfico-Estadístico-Histórico de España y sus posesiones de Ultramar” le hace aparecer con la doble grafía de BABILA-FUENTE y BAVILAFUENTE. 

Subir

SU PAISAJE

  Don Diego de Torres y Villarroel, en su obra de 1752, titulada “Noticia de las virtudes medicinales de las aguas minerales de la Fuente del Caño de Babilafuente” describe:

“Yace en un llano y agradecido terreno, distante cuatro leguas de la gran ciudad de Salamanca, la hermosa villa de Babilafuente. ..” 

 Babilafuente se encuentra rodeado por una serie de escarpas que  se extienden desde Salamanca hasta Villoruela y desde Villoria hasta Alba de Tormes, dando a dichos espacios unas características algo singulares respecto a los municipios situados a su alrededor.

El territorio municipal está formado por materiales sedimentarios terciarios.

La variedad de sus suelos, constituye en conjunto un excelente soporte para las cosechas y para el cultivo de regadío, remolacha, maíz,... facilitado este último por los canales de Babilafuente y Villoria.

Subir

BABILAFUENTE Y SU ARTE

LA IGLESIA  

De su patrimonio artístico destaca la Iglesia parroquial de San Benito a la que estuvo adosada por un pasadizo el antiguo palacio de los Duques de Alba. Se levanta esta, sobre otra primitiva de la que se tienen escasos datos, en el siglo XVI. En 1985 mientras se realizaban obras de restauración en el templo se descubrieron algunos restos del anterior.

Su portada principal se encuadra en el estilo plateresco salmantino, y en ella aparece la imagen de San Benito, titular de la iglesia.

En el interior, la capilla mayor enmarcada por un gran arco toral es del último gótico del siglo XVI. Aparecen aquí las armas de los Maldonado, familia que ostentó como ya apuntamos anteriormente, el Señorío del pueblo.

En la nave del Evangelio se alza un retablo plateresco de cuerpo único en tres calles más ático.

Ensambladas en el retablo, encontramos pinturas al óleo sobre tabla con los temas de la Anunciación, Presentación en el templo y Calvario que destacan por la riqueza de la paleta y por los tonos vivos. La influencia rafaelesca es patente sobre todo en la Anunciación.

En el Prebisterio se halla el retablo mayor de tres calles y cuerpo único. En las calles colaterales encontramos dos grandes lienzos que representan a Santa Ana enseñando a leer a la virgen y San Buenaventura. El primero repite con ligeras variantes el cuadro de Carreño del Museo del Prado. El segundo, San Benito para don Manuel Gómez Moreno, se representa portando el báculo con la mano izquierda, mientras que con la derecha sujeta la caída del hábito; un rompimiento de Gloria ilumina la escena. El lienzo parece de escuela andaluza.

En la nave de la Epístola, un nicho moderno alberga la talla de San Roque, con carnaciones en el rostro, ojos de pasta vítrea que parece obra del siglo XVIII

En la sacristía se conserva una cajonería barroca de cuatro calles más guardapolvos. Consta que fue realizada en 1780 por el tallista Juan Lucas de la Torre.  

Nada queda ya, de las ermitas que había en el siglo XVII y que llevaban las advocaciones de San Cristóbal, San Andrés, de la Encarnación, Santiago y de la Asunción. El Hospital de Santa Catalina, donde el Concejo acogía a los enfermos necesitados igualmente ha desaparecido  

Tan sólo quedan algunos ejemplos de arquitectura doméstica, como la que quizá corresponda al antiguo convento de los PP. Franciscanos. Su portada rasga vano adintelado con molduras quebradas en jambas y dintel, sobre este, escudo con borlas arzobispales y el Agnus Dei en su interior. Parece ser obra del siglo XVIII.

Subir

LOS SERVICIOS

En los últimos años Babilafuente ha modificado su aspecto urbanístico. Las viviendas se han modernizado y ya prácticamente no quedan construcciones tradicionales.

Cuenta con numerosos servicios, aunque otros desaparecieron como la fábrica de harinas, de ladrillos, de alcohol, la estación de ferrocarril etc.

En la actualidad son dos los centros educativos en funcionamiento que concentran a los chicos de los pueblos vecinos, uno de Educación Infantil y Primaria y otro de ESO y Bachillerato.

En los campos educativo y cultural son varias las actividades que se realizan a lo largo de todo el año. Desde programas de educación de adultos hasta actividades de ludoteca y tiempo libre para los niños, pasando por cursos para los mayores adaptados a sus necesidades, como son los orientados a temas de salud.

Las aguas del Balneario de Babilafuente, fueron declaradas en 1955 de utilidad pública y a las que Don Diego Torres Villarroel allá en 1752 dedicó un opúsculo sobre las virtudes curativas de la Fuente del Caño. Cuenta el Balneario con una planta embotelladora y está en construcción un hotel en esta misma zona.

Servicio de restauración, hostelería, bares, biblioteca, piscinas municipales, consultorio médico, plaza de toros, entidades bancarias, supermercado, pescadería, ferretería, carnicerías, talleres mecánicos y de carpintería metálica y de madera, clínica dental, cooperativas agrícolas... etc son otros servicios con los que cuenta el pueblo.

Pero será sin duda, la futura Planta de Bioetanol que se está construyendo en el municipio la que permitirá un mayor conocimiento de este municipio de la provincia de Salamanca.  

El modo de vida de la gente de Babilafuente está basado en la agricultura, seguido de la construcción y de los servicios.

Subir

FIESTAS PATRONALES  

San Roque es el patrón de Babilafuente. Se celebra su fiesta el 16 de Agosto, mes por excelencia de las vacaciones veraniegas, por ello, pocos hijos del pueblo faltan a esta cita. Estas fiestas comienzan el día 14 con la suelta de vaquillas al estilo tradicional. Continúan el día 15 con la festividad de la Asunción, el día 16 y el día 17 con San Roque el Chico.

No puede faltar en estas fiestas, además de la procesión del Santo, los toros y el baile.

Las peñas con su “movida”amenizan estas fiestas dando color y ruido a las mismas.

SAN BLAS  

Aunque en un principio fue la fiesta mayor, y como consecuencia de haber sido esta villa menos afectada por una fuerte epidemia de cólera que asoló a las siete villas, la Escribanía, hizo un voto de veneración al abogado de este mal y sin duda en razón de la fecha, desplazó o al menos relegó a un segundo término a la del 3 de febrero. En esta fiesta tampoco falta la procesión del Santo con la bendición de las gargantillas que después se venden en los distintos establecimientos del pueblo. El Baile y las animaciones infantiles amenizan la fiesta.

Sin duda esta pequeña descripción del municipio deja en el tintero multitud de detalles que bien puede conocer cualquier persona acercándose por la Villa y en la que comprobará cuanto hay de cierto en el refrán de: ”Babilafuente buen agua y buena gente”.

Feliciana Blanco. (Geógrafa).

 

 

VOLVER

IR A GALERÍA FOTOGRÁFICA

BABILAFUENTE Y SUS GENTES

TELÉFONOS DE INTERÉS DE BABILAFUENTE

TEMAS PRÁCTICOS Y APORTACIONES PERSONALES DE VECINOS DEL PUEBLO Y COMARCA
(EN CONSTRUCCIÓN)
CIRCUITOS ELÉCTRICOS - ARTE (PINTURA)

FOTOS DEL RECUERDO (BABILAFUENTE)
(EN CONSTRUCCIÓN)

TU PARROQUIA TE QUIERE COMUNICAR ALGO QUE NOS AFECTA A TODOS

 

 
 
Estadísticas desde 25.06.03 
 

 

  
Estadísticas desde 16.12.04

 

PÁGINA NO OFICIAL, SIN ÁNIMO DE LUCRO Y REALIZADA POR INICIATIVA PARTICULAR DE
www.disdier.com

Página optimizada para IE resolución de 1024 x 768 píxeles
Pulsar F11 para ver pantalla completa